26 ene. 2012

Descubren una extraña criatura de hace 500 millones de años

26 Ene 2012 | NEOFRONTERAS.COM


Siempre es una pequeña celebración el que se descubra un nuevo fósil en el yacimiento de Burguess Shale, en las Montañas Rocosas de Canadá. Estos días se ha hecho público el descubrimiento de una criatura de aspecto extraño que vivió hace 500 millones de años y que tiene la forma de tulipán. En esa época lo que ahora llamamos el yacimiento de Burguess Shale era en fondo de un mar somero. Posteriormente las fuerzas tectónicas cambiaron y crearon nuevos continentes y elevaron montañas en ese lugar.
 
Allí, bellamente conservados, se han encontrado los fósiles de unas criaturas de cuerpo blando que una vez reinaron sobre la Tierra y que constituyen el mejor ejemplo de la explosión del Cámbrico. Constituyen el caso más temprano de vida compleja sobre este planeta y una rareza debido a que es muy difícil que los seres de cuerpo blando lleguen a fosilizar.
Burguess Shale fue descubierto en 1909 por Charles Walcott. Ahora está declarado patrimonio de humanidad por la Unesco y se encuentra en el parque nacional de Yoho, en la Columbia Británica. Todavía hoy nuevas expediciones siguen encontrando fósiles, algunos de ellos nuevos.



En 1983 una expedición organizada por el Museo real de Ontario descubrió una zona en la que se han llegado a contabilizar más de 1000 extraños fósiles con forma de tulipán. A esta zona se la apodó Tulip Bed.
Es ahora cuando se ha descrito esta extraña criatura y se la dado un nombre: Siphusauctum gregarium. Este animal medía unos 20 cm de largo y consistían en un ser filtrador con forma de cáliz bulboso que estaba anclado al fondo marino por un tallo.Siphusauctum gregarium, como su nombre indica, era un ser gregario que vivía en comunidad, como demuestra el haberse encontrado formando racimos o grupos, como en uno de los fósiles, en donde se pueden contabilizar 65 individuos.

Lo interesante de este animal de cuerpo blando es su sistema filtrador. Vivía de filtrar las partículas orgánicas que flotaban en el agua gracias a un sistema de bombeo que activamente hacía pasar el agua a través unos pequeños agujeros que había en el cáliz. El aparato digestivo, situado también en el cáliz, se encargaba después de asimilar dichas partículas. Este sistema filtrador parece ser que es único entre los animales. Del cáliz salía un tallo que terminaba en un pequeño disco y ese disco estaba pegado a las rocas del fondo marino, permitiendo así el anclado de la criatura. Junto con otros individuos formaba pequeñas colonias.

Aunque avances recientes han permitido relacionar algunos animales de la fauna de Burguess Shale con seres que todavía están entre nosotros, el caso de Siphusauctum gregarium desafía tal tendencia. Los científicos implicados en el estudio no saben cómo encajar esta criatura entre las demás. El descubrimiento de esta nueva criatura expande la gama de diversidad animal que existía en ese periodo de la historia biológica de la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario