2 dic. 2016

Más de 100.000 personas refutan a Einstein en un experimento mundial de física cuántica

El 30 de noviembre, más de 100.000 personas participaron en el BIG Bell Test, un experimento mundial para poner a prueba las leyes de la física cuántica. Los participantes lograron finalizar más de medio millón de partidas, generando más de 90 millones de bits, una cifra que triplica las expectativas iniciales del equipo científico líder del proyecto.
via Matemáticas, Física y Química http://ift.tt/18ZbcUb

Nihonio, moscovio, téneso y oganesón, confirmados como nuevos elementos de la tabla periódica

Desde esta semana ya se puede actualizar la tabla periódica con los nombres oficiales de los elementos 113, 115, 117 y 118. La Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) ha aprobado que se denominen, respectivamente, nihonio, moscovio, téneso y oganesón.
via Matemáticas, Física y Química http://ift.tt/18ZbcUb

1 dic. 2016

Researchers Incorporate Silicon into a Living Organism: is this the Building of a Bridge between Man and Machine?

Silicon is the second most common element in the Earth's crust, after oxygen. However, aside from its non-organic use by certain sea sponges and microorganisms, very little silicon is used by Earth's biology, despite making heavy use of other common elements, such as carbon, hydrogen, iron, magnesium and oxygen. This has presented a long-standing puzzle for scientists: why would nature ignore such an otherwise useful substance?

read more


via unknowncountry http://ift.tt/11SbyTl

UFO and Light Phenomenon in Los Angeles

This object and light form appeared above the Hollywood Hills in Los Angeles on November 29. The witness reported to MUFON that he had taken the pictures without noticing the object, only the light form.

There was also a less clear event in Northridge, CA on the same night, and we have unconfirmed reports of other events in the Los Angeles area as well.

The Hollywood Hills sighting is graded A.






via unknowncountry http://ift.tt/11SbyTl

Océanos de gas frío dan a luz a galaxias gigantes

Las mayores galaxias que existen en el universo, esferas gigantes repletas de estrellas, parecen surgir en los océanos cósmicos de gas frío. Así lo sugiere un estudio internacional liderado desde el Centro de Astrobiología, en Madrid. Sus resultados señalan que la formación de supergalaxias en el universo primitivo es un proceso diferente al conocido para el universo más cercano.
via Matemáticas, Física y Química http://ift.tt/18ZbcUb

Nanogotas de helio para confirmar que hay fullerenos cargados en el espacio

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid y otros centros internacionales han logrado estudiar por primera vez en condiciones similares a las del medio interestelar las propiedades de moléculas cargadas: los fullerenos, unas esferas de carbono. Los resultados demuestran la importancia de estos fullerenos cargados como reserva de carbono en el universo.
via Matemáticas, Física y Química http://ift.tt/18ZbcUb

Nanogotas de helio ayudan a confirmar la existencia de fullerenos cargados en el espacio

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid y otros centros internacionales han logrado estudiar por primera vez en condiciones similares a las del medio interestelar las propiedades de moléculas cargadas: los fullerenos, unas esferas de carbono. Los resultados demuestran la importancia de estos fullerenos cargados como reserva de carbono en el universo.
via Matemáticas, Física y Química http://ift.tt/18ZbcUb

La membrana que envuelve al VIH puede ser su punto débil

En el torrente sanguíneo, cuando el VIH se acerca a una célula para infectarla, tiene que fusionar su membrana con la cubierta sana de esta para introducir su material genético y propagar la infección. Un equipo de investigadores en el que participa la Universidad Complutense de Madrid ha descubierto que alterar la estructura de esta membrana podría ser clave para bloquear el contagio, lo que abre la puerta al diseño de nuevas armas contra la expansión del virus.
via Matemáticas, Física y Química http://ift.tt/18ZbcUb

Arctic and Antarctic Sea Ice are at Record Lows, and are Shrinking Fast

Sea ice levels in the Arctic and Antarctic are growing at a record-slow pace this season, according to multiple sources. While this year's summer low for the northern hemisphere wasn't as bad as the current record, set in 2012, the autumn rebound is falling well short of both the fall of 2012's growth rate and the 37-year average. The Antarctic is following suit, with the summer melt shrinking the ice there at a record speeds.

read more


via unknowncountry http://ift.tt/11SbyTl

Lee Speigel of Huff Post on Disclosure

December 2, 2016
Is disclosure finally coming? We know what Hillary Clinton has said and John Podesta has tweeted, that an effort will be made to find out what's going on behind the scenes. But Hillary Clinton wasn't elected and Donald Trump hasn't mentioned the issue. Is that because it's unimportant to him, or is it, perhaps, a condition of getting elected that one not disclose?

But we've been here before. Jimmy Carter entered the White House saying that he was going to tell all. He didn't, and now refuses to discuss the subject when asked about it privately.

Make no mistake: the media ignores it, government pretends it's a nonissue, but the truth is that disclosure is not only an issue, it is THE issue of our age.

read more


via unknowncountry http://ift.tt/11SbyTl

30 nov. 2016

A New Witness to the Famous Tehran UFO Chase Steps Forward

Wednesday November 30, 2016
This week we hear from "James" who is not only a corroborating witness to the Tehran, Iran UFO Incident of 1976, but also of the amorphous colored shapes Jeff Ritzmann photographed in his hallway. How is this possible? Why, because he's an experiencer, of course!

These are the two anomalies photographed by Jeff that will be discussed on this show:



via unknowncountry http://ift.tt/11SbyTl

Argentina: More Curious Humanoid Incidents

Argentina: More Curious Humanoid Incidents
By Scott Corrales (c) 2016

To a generation raised on the ubiquitous image of the "Greys" and their penchant for abductions, cases involving non-human entities of unknown origin (aliens, time travelers, visitors from a parallel universe, a secretive parahuman race that has been on this planet since before our own species appeared, etc.)in previous decades had a distinct flavor of their own. While researching old publications, I came across the October-November 1975 issue of Ovnis - Un Desafio a la Ciencia (UFOs - A Challenge to Science) that was published in Argentina in the mid 1970s, with contributions from some of the luminaries of the time. It was published by Dr. Oscar A. Galíndez with artwork by Jorge Vallejos. Some of the samples shown below bear the signature of "B.O.C.", whom I believe to be Benjamín Galíndez - the publisher's father.

One article, penned by Prof. Oscar A. Uriondo, describes the August 31, 1968 case of Mrs. Susanna Larroude de Salazar, a resident of the UFO-prone city of Bahia Blanca, who at the time was in her kitchen with two small children. The young wife and mother heard someone banging against the door to her house, and upon lifting the shutter that covered the peephole, she was startled to see "a strange, opaque being" outside. She reportedly felt paralyzed as the entity withdrew, emitting a sound reminiscent of "echoing peals of laughter". The entity suddenly disappeared upon reaching the fence that marked the entrance.



On June 24, 1967 Mrs. Dora Egger de Torres was resting beside her husband at one clock in the morning. Her slumber was abruptly interrupted by a loud buzzing sound that hurt her ears. Wehn she turned to look, she was taken aback to see an oval light in the corner of the bedroom. Two human-looking entities were contained within it- one of them was tall, standing about 2 meters, and the other was smaller, no more than 50 or 60 cm in height. Both wore metallic outfits and helmets with clear visors (she said they were "plastic") covering their faces.As in the previous case, the witness was completely paralized and unable to utter a single word. The oval light and its humanoid occupants became gradually smaller as the light faded against the background, a shuttered window. They ultimately vanished.



On June 27 1968 in Cerro de las Rosas, Province of Cordoba, three boys were riding their bicycles when they noticed an oval object hanging over the trees. The object had a structure described by the boys as a "propeller" which spun at considerable speed, issuing white and blue lights. Suspended above the object were two people - a man and a woman - floating in the air. The boys described them as being "extraordinarily tall" and wearing luminous clothing. They took each others hand and descended slowly into the object with the "propeller". They vanished into the machine - if machine it was - without making a sound, or without any door opening to allow their entry.

On March 23, 1973 Roberto Herrera, a twenty-three-year-old engineering student, was on his way to the city of Salta from San Salvador de Jujuy when he witnessed an object described as "two superimposed plates, 5 meters in diameter" landing on the roadside. It was aluminum colored asnd was suspended on ground with what appeared to be struts. The witness suddenly noticed that a manlike entity standing 1.60 meters had emerged from the object (although at no point did he see how this was accomplished - no hatches or doorways were opened). The student was able to retain enough presence of mind to provide a thorough description of the humanoid: it lacked hands, had stubby arms, legs ending in very large, shoeless feet. When Herrera approached, the entity also moved without ever making use of its legs. It then stopped and "was gone", as the onlooker would later tell researchers.



An even stranger case occurred on June 25, 1974. The "El Diario" newspaper from Montevideo, Urugay reported that a security guard at a train station in Tandil, some 350 km from Buenos Aires (and a frequent UFO and cattle mutilation scenario, as Inexplicata readers will be aware) had seen a "short, strange figure with deep-set eyes" and passed out shortly after the experiences. Other witnesess at the station reported that an odd little man had descended from a vehicle so strange they thought it had to be a UFO, as it emitted a very powerful light. The object and its occupant vanished as soon as the light was extinguished. As chance would have, there was a police barracks across from the train depot, and policemen allegedly also saw the small figure, describing it in detail. "A creature with a fixed gaze, wearing a lead-colored helmet and dark goggles, a "Fu Manchu" mustache and a goatee. His arms appeared to stem directly from his body, and the position of the window (at the police barracks) kept us from being able to make out anything below his chest." When asked to explain the entity's sudden disappearance, one of the officers replied, "Well...I don't know. Perhaps he rose into the air." The law enforcement officer further added that newspapers and radio programs were often discussing sightings of 'flying saucers' and 'Martians' ocurring regularly in Tres Arroyos and Bahía Blanca.

Four decades separate us from these events, which were largely anecdotal despite the presence of multiple witnesses and the involvement of the authorities. However, they remain a disquieting reminder of a fascinating period in UFO history.


via Inexplicata-The Journal of Hispanic Ufology http://ift.tt/GCRz8J

El orbitador de ExoMars manda sus primeras imágenes de Marte

Mientras progresan las investigaciones sobre el fallo del ‘aterrizador’ Schiaparelli de ExoMars, el otro protagonista de la misión, el orbitador TGO, ya ha demostrado el potencial de sus instrumentos para aportar nueva información sobre el planeta rojo. Entre ellos figura la cámara CaSSIS, que ha ofrecido fotografías inéditas de la superficie marciana.
via Matemáticas, Física y Química http://ift.tt/18ZbcUb

Un simulador de vuelo español de 1942

Versión para TecOb del artículo que publiqué en la revista Historia de Iberia Vieja, edición de noviembre de 2016.

El sueño de volar con los pies en la tierra

A finales del siglo XIX, cuando los únicos aparatos volantes tripulados eran globos o, a lo sumo, algunos de los primeros dirigibles, ya se pensaba en cómo sería volar al modo de los pájaros. No se trataba de intentar construir un avión propiamente dicho, porque muchos aventureros estaban embarcados en aquella aventura. Nada de eso, por ese tiempo ya había soñadores que pretendían simular lo que se siente al volar, pero sin tener necesidad de levantar los pies de la tierra.

He ahí, por ejemplo, la osada patente que un tal John F. Byrne tuvo el ánimo de solicitar en los Estados Unidos allá por 1893. Soñaba el buen hombre con una especie de gran habitación, sostenida sobre una estructura metálica que dotaría al conjunto de capacidad de movimiento en varios ejes. A esa máquina se le uniría un sistema de paneles móviles y de proyecciones que harían, en conjunto, que a las personas que se hallaran en su interior les pareciera que estaban volando sobre un bello paisaje a bordo de un lujoso dirigible, y todo sin riesgo alguno. Hoy, cuando incluso se pueden instalar y disfrutar complejos simuladores de vuelo en un teléfono móvil, todo aquello puede parecer un artificio demasiado aparatoso, pero no cabe duda del mérito de adelantarse a su época soñando con un futuro que, ahora, es completamente real.

Saltemos un poco más en el tiempo. Ya durante la Gran Guerra, el asombroso desarrollo de los primeros aviones aplicados a los conflictos bélicos hizo sentir la necesidad de formar a gran número de pilotos de forma rápida. Fue el tiempo en que aparecieron primitivos aparatos, algunos construidos incluso con barriles de madera, creados con la intención de acelerar la formación de los pilotos. Aquellos añejos remedos de simulador de vuelo, capaces de hacer enfrentar a sus usuarios, a ciertas maniobras a través de movimientos sobre plataformas inestables, cumplieron con creces sus objetivos. Ahí quedaba, por ejemplo, el “orientador”, máquina empleada facilitar un primer aprendizaje para los pilotos de aeroplanos que, ante tan novísimo medio de locomoción, necesitaban comprender y “sentir” el movimiento en tres dimensiones.

Tras la Primera Guerra Mundial, la popularización de la aviación, con espectáculos aéreos protagonizados por osados wing-walkers y similares, hizo al gran público soñar todavía más con levantar el vuelo, solo que, salvo contadas ocasiones, el anhelo se quedaba en poco más que un ejercicio de imaginación. Llegó la fiebre por la aviación a tal punto, que en algunos lugares se emitieron a lo largo de los años veinte, programas de radio en los que se dictaban curiosas lecciones de vuelo a modo de curso a través de las ondas. Ahí quedó, por ejemplo, el programa que durante las mañanas de los viernes de 1928, y durante apenas un cuarto de hora, hizo soñar a muchas personas que podían llegar a ser pilotos. Se trataba de una mezcla entre programa de humor y de divulgación, emitido por la emisora KOA de Denver, en el que el piloto Cloyd P. Clevenger, de la Alexander Aircraft Company, dictaba sus lecciones de vuelo, entre diversos sonidos típicos de una situación de vuelo. Al otro lado de las ondas, los oyentes imaginaban que eran pilotos, e incluso muchos de ellos se hicieron con una especie de equipo básico, que podía ser un simple taburete y una escoba, con el que emulaban las maniobras de un piloto real.

Todas aquellas simulaciones tuvieron su culminación con un personaje genial llamado Edwin Albert Link, pero que era conocido simplemente como Ed Link. Fue un inventor estadounidense nacido en 1904. Hasta su fallecimiento, en 1981, no sólo creó la gran industria de los simuladores de vuelo, sino que diseñó algunos de los simuladores más descollantes de todos los tiempos, desde el modelo que permitía enseñar vuelo astronómico, esto es, navegación a través de un cielo estrellado simulado, hasta el simulador con el que se entrenaron los tripulantes de las naves Apolo que volaron hacia la Luna. En sus patentes, que alcanzan casi la treintena, el apasionado Ed Link fue desgranando todo lo que fue posteriormente el desarrollo de los simuladores de vuelo para aviación y para otros ámbitos. Una de sus máquinas más conocidas fue el Link Trainer, que se convirtió en el primer simulador de vuelo comercializado de la historia. Aquella aventura, que comenzó tímidamente como apuesta personal, encontró un ambiente propicio en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial. Lo más llamativo de los primeros modelos de simulador de Link se encuentra en que, salvando las distancias, ya eran bastante similares en cuanto a concepto a los actuales.

Los simuladores Link Flight Trainer supusieron toda una revolución en la formación de pilotos de aviación. Aquella máquina de simulación era capaz de hacer sentir al futuro piloto como si se encontrara realmente dentro de una cabina en vuelo. Se trataba de una plataforma sostenida sobre una especie de trípode que otorgaba al conjunto capacidad de movimientos complejos en tres dimensiones. Se podían programar diversos modos de vuelo, e incluso situaciones de peligro o accidente. Los primeros intentos de Link por introducir sus simuladores databan de entre 1929 y 1931, cuando construyó un modelo primitivo gracias al uso de utensilios y piezas de su negocio familiar de órganos musicales. Aquel ingenioso aparato armado con piezas eléctricas y neumáticas que daban al conjunto un abigarrado aspecto, llamó tiempo después la atención del Ejército de los Estados Unidos. Con la guerra en marcha, le llega a Link un pedido de hasta 100,000 unidades de su simulador. A partir de ese momento, con una empresa millonaria entre manos, nunca dejó de perfeccionar sus simuladores y, en todo el mundo, el nombre de Ed Link se convirtió desde los años cuarenta, cuando se dio a conocer a gran escala, en sinónimo de simulación de vuelo avanzada.

¿Un simulador de vuelo español a principios de los cuarenta?

Al mismo tiempo que Ed Link conseguía sus éxitos en América gracias a sus increíbles simuladores, por aquí ya había quien soñaba con algo muy similar. Eran tiempos difíciles en España, con un país destruido tras la Guerra Civil y con el continente metido de lleno en la espantosa Segunda Guerra Mundial. Posiblemente nuestro protagonista de hoy escuchó acerca de los simuladores de Link, pero a buen seguro que no logró ver uno en funcionamiento, al menos no en aquellos años, cuando la tecnología de simulación de Link era poco menos que un secreto guardado por los militares de los Estados Unidos. Sea como fuere, y aunque muy posiblemente no se llegó a construir una máquina funcional, existe una intrigante patente que deja claro los sueños de un piloto por conseguir en nuestras tierras algo muy parecido a lo que Link ya había materializado al otro lado del Atlántico.

Entre 1941 y 1944 se desplegó en Europa del Este lo que se ha conocido como “Escuadrilla Azul”, esto es, un grupo de aviadores españoles voluntarios que fueron enviados por el gobierno español en ayuda de la Alemania nazi, cosa que tenía mucho que ver con la ayuda recibida por el bando sublevado por parte de los alemanes en el conflicto civil español. Es curioso que, la patente que he mencionado, fue solicitada, precisamente, en 1942 y publicada al año siguiente con el número de patente española número ES0157286 (ver patente). El inventor que realizó tal solicitud no era otro que un piloto que, con el tiempo, desarrolló una larga carrera en el Ejército del Aire y que atendía al nombre de Carlos Ferrándiz Arjonilla, quien fuera uno de aquellos pilotos de la nombrada escuadrilla (fue comandante de la 3ª Escuadrilla Azul que partió hacia Rusia a finales de 1942). El caso es que, al margen de ese pequeño dato, lo que aquí nos interesa es mencionar la invención que pretendía llevar a cabo aquel intrépido piloto. Estamos ante una máquina que tiene muchas similitudes con un simulador de vuelo actual, al menos en lo que tiene que ver con su concepción. El título de la patente, solicitada el 27 de mayo de 1942, lo dice todo: Un procedimiento mecánico eléctrico para enseñar a pilotar aviones con o sin visibilidad exterior, sin desplazarse en el medio aire.

simulador

La patente es interesante por lo avanzado de su planteamiento y, cómo no, por lo mucho que recuerda a los exitosos modelos de Ed Link, contemporáneo suyo. La patente de Ferrándiz describe un simulador de vuelo dotado de capacidades muy avanzadas para su tiempo. Una pena que no lograra comercializarse, pues a buen seguro que en otro lugar y en tiempos menos complicados, bien pudo haber alcanzado a ser rival de alguna de las máquinas de Link. En las descripciones detalladas de esta olvidada patente de este simulador de vuelo español de principios de los años cuarenta se pueden leer cosas como la que sigue:

La enseñanza del pilotaje de aviones, tal y como se da actualmente, volando desde el primer día en un avión de escuela, tiene como inconvenientes principales que el alumno ha de realizar sus primeros pasos dentro de un medio, el aire, nuevo totalmente para él, lo que le excita y perturba, y además no resulta económica por cuanto desde el primer día hay consumo de gasolina, desgaste de material, etc. A evitar estos inconvenientes tiende el procedimiento que es objeto de esta patente, dando tranquilidad al alumno, economía en la enseñanza y una difusión ilimitada al deporte de volar.

Después de esta declaración de intenciones, se describe en el documento de forma detallada una barquilla de pilotaje, emplazada en tierra, sobre una plataforma capaz de girar alrededor de tres ejes por medio de dispositivos mecánicos y eléctricos. Lo más curioso y novedoso del simulador de vuelo propuesto por Ferrándiz se encontraba en que, no sólo se simulaba la instrumentación y el movimiento, sino que se añadía al conjunto “una representación del terreno” que vendría a ser una versión primitiva de las pantallas de realidad virtual de los modernos simuladores:

…de tal manera que, dotado el alumno de un dispositivo óptico estereoscópico por el que se le hace mirar, se le aparece simultáneamente el avión que se supone que pilota, el terreno imaginario que se mueve, y el cielo y horizonte imaginarios que le sirven de referencia, con la combinación de cuyos elementos se pone al alumno, aunque ilusoriamente, en las mismas condiciones en que se halla al despegar, pilotar y aterrizar con un aparato real.

Esto es serio, y merece reconocimiento: a través de una detallada descripción de los medios ópticos, eléctricos y mecánicos que componían este simulador, el piloto Ferrándiz Arjonilla se encontraba pormenorizando lo que décadas después ha sido algo común, esto es, una representación simulada de un ambiente real, no sólo a través del movimiento de una barquilla, sino reconstruyendo instrumentación y visualización de un entorno para hacer el que alumno se sintiera de la misma manera y en condiciones similares a una situación de vuelo real. ¡Es sorprendente! La imagen real de un terreno y del cielo, de la pista y de los accidentes geográficos, era proyectada a través de un ingenioso sistema que hacía parecer toda la escena como algo real, con apariencia tridimensional. ¡Eso es adelantarse décadas a su tiempo! Los juegos de cámaras, fotografías y películas en movimiento se conjugaban para crear una experiencia cercana a la real. Tanto la parte óptica estereoscópica como el juego mecánico que daba movimiento a la barquilla, se hallaban sincronizados por medio de una serie de “programas” que simulaban determinadas maniobras de vuelo.

Un reloj “listo” de los años sesenta

Si asombrosa es la patente de 1941 de Carlos Ferrándiz Arjonilla sobre un simulador de vuelo que recuerda mucho, salvando las distancias, a los que se construyeron décadas más tarde, también llama la atención otra de sus patentes, publicada muchos años más tarde, en 1965. El piloto alumbró también en el 64 una patente sobre un Anotador simultáneo para jugar al golf, pero es su patente del año siguiente la que tiene más atractivo. Se trata de una propuesta acerca de un Aparato recordatorio de pulsera. Esta patente (realmente un registro de modelo de utilidad), bajo número ES0110373, de mayo de 1965, no tiene mucha miga técnicamente, pero por el contrario su concepto nos sonará muy avanzado en este tiempo de “smart watches”. En su descripción, el inventor nos comenta:

…se trata de un aparato especialmente diseñado para que sirva como ayuda a la memoria en cuantas cosas se deseen recordar en un momento dado, y aplicable a la misma correa del reloj de pulsera, con lo que en todo momento se tiene en condiciones de ser empleado, tanto en cuanto a las anotaciones que hayan de hacerse en él, como en cuanto a la lectura de las misma cuando sea preciso. En la actualidad, dado el ritmo de vida en que el hombre se mueve, es preciso en gran cantidad de circunstancias, tener a mano datos que se necesitan para un buen resultado de una conversación o visita, anotar detalles para posteriormente emplearlos convenientemente, prever un programa de preguntas adecuadas a la gestión del momento, etc…

reloj

Lo que se describe luego en el documento es la técnica para crear un reloj de pulsera en el que se puedan instalar, anotar, borrar y modificar todo tipo de anotaciones, dibujos o croquis, en definitiva, un concepto que recuerda a los modernos relojes “listos”, solo que sin elementos electrónicos.

Un simulador de vuelo español de 1942 apareció originalmente en Tecnología Obsoleta, 30 noviembre 2016.


via Tecnología Obsoleta http://ift.tt/16aeRP1